Otro sitio más de Mundeportes sitios

Historia De La Gimnasia Rítmica: El Pasado De La  Actividad Deportiva Rítmica

0

El entorno de la gimnasia rítmica es un arte para muchos, para quienes lo practican y para quienes disfrutan ver el desarrollo de esta disciplina en sus diferentes modalidades, es por esa razón que el presente artículo está dedicado a conocer todo sobre la historia de la gimnasia rítmica, ya que la gimnasia rítmica una de las categorías preferidas por los amantes de este deporte.

En la actualidad se considera que la gimnasia es una de las actividades existentes más completas y beneficiosas para la salud, resaltando así el trabajo que se ejecuta en la gimnasia rítmica que es sin duda una de las disciplinas deportivas que más atractivo genera por su dinámica de juego.

Trasladándonos a la historia de la gimnasia rítmica es importante mencionar que con el pasar de los años la gimnasia rítmica se ha ido posicionando en una escala de alto nivel, tanto en competencias profesionales internacionales como en eventos no profesionales, esto se debe a todo el trayecto deportivo que ha recorrido y el impacto que ha alcanzado en la sociedad.

En ciencia cierta, la disciplina de la gimnasia engloba muchas modalidades y cada una de ellas posee un atractivo significativo y único, así como también trae consigo un interesante pasado histórico, una lluvia de cadenas doradas y diferentes implementos. Por tal motivo el siguiente texto está dedicado a conocer todo lo relacionado a la gimnasia rítmica.

Es importante señalar que, en la historia de la gimnasia rítmica ha tenido un incremento de participación en la sociedad gracias a la repercusión que le han dado los medios de comunicación, aunado a eso se encuentra las grandes actuaciones que los atletas rítmicos han tenido en los eventos internacionales, sobre todo los juegos olímpicos siendo la máxima cita deportiva.

La  gimnasia rítmica cumple un rol importante hoy en día en la formación de los niños y niñas que se inician en este deporte desde muy temprana edad, ya que su práctica trae múltiples beneficios y un gran desarrollo cognitivo, esto debido a los fundamentos, técnica y tácticas que los competidores deben saber dominar.

El mundo de la gimnasia rítmica es sin lugar a duda maravilloso, por ese motivo mundeporte.com trae toda la información a profundidad acerca de este deporte, para que de esta forma conozca lo grandioso que es el espacio deportivo. Esperamos sea útil para ti.

¿Qué es la gimnasia?

En primer lugar debemos saber que la Gimnasia es la actividad que consiste en el trascurrir de desplazamientos específicos acompañados de  ejercicios con el objetivo de conseguir  y conservar un buen estado físico.

Con el pasar de los años la gimnasia aeróbica se ha ido posicionando en una escala de alto nivel, tanto en competencias profesionales internacionales como en eventos no profesionales, esto se debe a todo el trayecto deportivo que ha recorrido y el impacto que ha alcanzado en la sociedad.

En la actualidad se considera que la gimnasia es una de las actividades existentes más completas y beneficiosas para la salud, resaltando así el trabajo que se ejecuta en la gimnasia rítmica que es sin duda una de las disciplinas deportivas que más atractivo genera por su dinámica de juego.

En ciencia cierta, la disciplina de la gimnasia engloba muchas modalidades y cada una de ellas posee un atractivo significativo y único, así como también trae consigo un interesante pasado histórico, una lluvia de cadenas doradas y diferentes implementos. Por tal motivo el siguiente texto está dedicado a conocer todo lo relacionado a la gimnasia rítmica. Siendo parte de la historia de la gimnasia rítmica

Es importante señalar que, la gimnasia rítmica ha tenido un incremento de participación en la sociedad gracias a la repercusión que le han dado los medios de comunicación, aunado a eso se encuentra las grandes actuaciones que los atletas rítmicos han tenido en los eventos internacionales, sobre todo los juegos olímpicos siendo la máxima cita deportiva.

La  gimnasia rítmica cumple un rol importante hoy en día en la formación de los niños y niñas que se inician en este deporte desde muy temprana edad, ya que su práctica trae múltiples beneficios y un gran desarrollo cognitivo, esto debido a los fundamentos, técnica y tácticas que los competidores deben saber dominar.

El mundo de la gimnasia rítmica es sin lugar a duda maravilloso, por ese motivo mundeporte.com trae toda la información a profundidad acerca de este deporte, para que de esta forma conozca lo grandioso que es el espacio deportivo. Esperamos sea útil para ti.

Si deseas conocer más acerca de este tema puedes leer: Todo sobre la gimnasia

¿Qué es la gimnasia rítmica?

En primer lugar debemos conocer en que consiste la actividad física de la gimnasia, esta  es una disciplina que puede desarrollarse de forma recreativa o a modo de competencia, que busca propiciar el desarrollo, el fortalecimiento y la flexibilidad del cuerpo a través de diversas rutinas de ejercicios físicos. Rítmico, por su parte, es aquello vinculado al ritmo: la proporción entre repeticiones, pausas y acentos en la música, o el orden acompasado en una serie de elementos.

La gimnasia rítmica es una especialidad gimnástica que, con música de fondo y apelando muchas veces a la utilización de aparatos, recurre a pasos de danza en el desarrollo de sus rutinas. Se trata de un deporte cuyas primeras competencias oficiales se llevaron a cabo en la segunda mitad del siglo XX

En la gimnasia rítmica, el atleta debe desarrollar un montaje manteniendo el ritmo en sus movimientos. El gimnasta tiene que demostrar su técnica y satisfacer los requerimientos estéticos del jurado. Siendo parte de la historia de la gimnasia rítmica

Por lo general, las competiciones de gimnasia rítmica consisten en pruebas de entre 75 y 150 segundos (según sean individuales o grupales), en las cuales los participantes deben desplegar sus rutinas en una pista. Además de estar presente en los Juegos Olímpicos, la disciplina cuenta con su propia Copa del Mundo y su Campeonato Mundial.

Cabe destacar que cuando la gimnasia rítmica incluye el uso de aparatos, puede tratarse de aros, mazas, cuerdas, cintas o pelotas. La puntuación se establece según la dificultad de los movimientos, la combinación de los pasos rítmicos, la expresión corporal y otros criterios. Además se pueden aplicar penalizaciones.

A nivel mundial, países de Europa del Este suelen dominar las competencias de gimnasia rítmica, aunque España e Italia también se han destacado en las últimas décadas.

Es importante señalar que la gimnasia rítmica es una disciplina deportiva que combina elementos de ballet, gimnasia y danza, así como el uso de diversos aparatos como la cuerda, el aro, la pelota, las mazas y la cinta.  Siendo parte de la historia de la gimnasia rítmica

En este deporte se realizan tanto competiciones como exhibiciones en las que la gimnasta se acompaña de música para mantener un ritmo en sus movimientos, realizando un montaje con o sin aparato. La gimnasia rítmica desarrolla la armonía, la gracia y la belleza mediante movimientos creativos, traducidos en expresiones personales a través de la combinación musical, teatral y técnica, que transmite, principalmente, satisfacción estética a los espectadores. Practicada principalmente por mujeres, en los últimos años está aumentando el número de practicantes masculinos. Las pruebas se realizan sobre un tapiz y la duración de los ejercicios es de aproximadamente 90 segundos en la modalidad individual y de 150 en la de conjuntos. Al igual que otras disciplinas de la gimnasia, tiene sus antecedentes en los estudios de Rousseau, transformándose con el paso de los años siempre ligada a la danza y la musicalidad, hasta llegar a la década de 1930, cuando en la Unión Soviética comienza a practicarse como deporte y empiezan en Alemania a introducirse los aparatos que hoy conocemos.

Es propicio mencionar que está regida por la Federación Internacional de Gimnasia (por sus siglas en ingles FIG), quien elabora el Código de Puntuación y regula todos los aspectos de la competición internacional de élite. Las competiciones más destacadas son los Juegos Olímpicos, el Campeonato Mundial de Gimnasia Rítmica, el Campeonato Europeo de Gimnasia Rítmica y la Copa del Mundo de Gimnasia Rítmica.

La gimnasia rítmica es un deporte que une la música, los ejercicios gimnásticos y la coordinación a la hora de ejecutar movimientos, por eso, es una disciplina que requiere a sus gimnastas muchísimas horas de entrenamiento y repeticiones. Siendo parte de la historia de la gimnasia rítmica

A pesar de ser un deporte muy exigente en el que las gimnastas deben saber de danza, ballet, rítmica y, además, del manejo de los aparatos, es uno de los más demandados desde muy temprana edad.

Y es que el triunfo de la gimnasia rítmica se debe, entre otras cosas, a que es un deporte diferente, muy visual, estético y complejo, ya que las deportistas han de saber desarrollar los ejercicios con armonía, musicalidad y una gran parte de interpretación.

Es un deporte que se realiza acompañado de música para permitirle a la gimnasta llevar un ritmo en sus movimientos y transmitir por medio de su cuerpo, las sensaciones que emanan de la música.

Puede realizarse de manera individual o por equipos y permite el desarrollo de coordinación, tono muscular y flexibilidad, por lo que es una disciplina recomendada desde la temprana edad y que puede ser practicada por niñas y niños por igual, si bien internacionalmente todavía no se reconoce a la disciplina masculina. Las mejores gimnastas hasta ahora son de Europa, sobre todo de la vieja Europa del Este.

Historia de la gimnasia rítmica

Antecedentes: La gimnasia rítmica tiene sus antecedentes históricos en los movimientos y sistemas gimnásticos que surgieron en el siglo XVIII en toda Europa Occidental. La procedencia ideológica de la rítmica se halla en la gimnasia con base en el ritmo, en el ballet y en la llamada gimnasia natural. Si en el ballet hay que destacar las aportaciones de Jean-Georges Noverre, con respecto a la gimnasia natural hay que decir que toma su punto de partida en las teorías de Jean-Jacques Rousseau (1712-1778) respecto al desarrollo global del niño, que incluían los aspectos corporales, hasta entonces no considerados en las teorías sobre educación. Siendo parte de la historia de la gimnasia rítmica

El pedagogo alemán Johann Bernhard Basedow (1723-1790) plasmaría las ideas de Rousseau en la realidad, convirtiendo los ejercicios físicos en parte esencial de una educación armónica e integral. Hacia finales del siglo XVIII, continuarían las ideas naturalistas de Rousseau pedagogos como Christian Gotthilf Salzmann, Johann Heinrich Pestalozzi o Guts Muths.

Este último, considerado el padre de la gimnasia pedagógica, escribió los primeros escritos en profundidad sobre la finalidad de la gimnasia, indicando que los ejercicios realizados debían ser agradables, además de desarrollar a la persona por completo. Sin embargo, la llegada de la gimnasia nacionalista de Friedrich Jahn acabaría ahogando las ideas pedagógicas de Guts Muths en Alemania. Estas, sin embargo, tendrían mayor acogida y continuación en los países nórdicos, especialmente en Suecia.

El médico sueco Pehr Henrik Ling, iniciador del llamado Movimiento del Norte, desarrolló aún más las ideas de Rousseau, creando la llamada gimnasia sueca hacia 1814. Se trataban de unos ejercicios de carácter rígido con poco espacio para la creatividad y la expresión artística, pero que aportaron unos principios primordiales y pedagógicos a la actividad física, ausentes en aquellos años.

A él se debe la clasificación de los ejercicios en pedagógicos, militares, terapéuticos y estéticos, aunque Ling no cultivó estos últimos por considerar que debían ser desarrollados por otros educadores. En la gimnasia estética promovida por Ling, los estudiantes expresan sus sentimientos y emociones a través del movimiento corporal.

Esta idea fue extendida por Catharine Beecher, quien fundó el Western Female Institute en Ohio (Estados Unidos) en 1837. En el programa de gimnasia de Beecher, llamado grace without dancing, las chicas jóvenes se ejercitaban al ritmo de la música, pasando de una calistenia simple a actividades más intensas. Hacia 1864, el profesor estadounidense Diocletian Lewis (Dio Lewis) va más allá de Beecher, incluyendo en sus clases para chicas ejercicios de coordinación mano-ojo y la utilización de aros de madera, pesas ligeras, y mazas indias.

A mediados del siglo XIX, con el músico y profesor francés François Delsarte, empiezan a darse componentes más estrechamente relacionados con la gimnasia rítmica subsiguiente, al ser el primero en poner en marcha sus ideas con respecto a la expresión de sentimientos a través de los movimientos del cuerpo.

Más que un método de gimnasia, intentaba ayudar a los actores a encontrar posturas naturales y gestos más expresivos. Esta nueva manera de entender el movimiento fue llevada a Estados Unidos por Genevieve Stebbins, quien abrió una escuela de expresión en Nueva York y publicó en 1885 el libro El sistema Delsarte de expresión, lo que popularizó el método.

A partir de las ideas de Delsarte y los ejercicios de Ling, Stebbins creó un método personal en el cual el cuerpo debía ser un instrumento capaz de expresarse de manera artística. Aunque su ideología no fue capaz de arraigarse en la mentalidad americana, el trabajo de sus alumnas sí influyó de forma relevante en Europa en el desarrollo de la gimnasia y danza femenina moderna.

El trabajo de Delsarte está considerado el principal inspirador del Movimiento del Centro, corriente en la que se enmarcó el proceso de creación de la gimnasia moderna (la primeriza gimnasia rítmica). Siendo parte de la historia de la gimnasia rítmica

No es hasta el año del año 1837, cuando Catherine Beche funda el Western Fémale Instituto en Ohio, que comienza a instruirse a las mujeres en actividad física combinada con el ritmo de la música.

Pero quien realmente da un paso más allá es Diocleciano Lewis al incluir en sus rutinas ejercicios de coordinación mano-ojo e implementar la utilización de aros de madera, pesas, pelotas y mazas indias.

Con la publicación del libro El sistema Deserte de Expresión, la autora y actriz Genoveva Stevens logra traer al nuevo mundo un sistema de enseñanza en el que se buscaba profundizar en la expresión de sentimientos a través de los movimientos del cuerpo. Bajo este método el cuerpo debía ser un instrumento capaz de expresarse de manera artística.

Lamentablemente sus ideas no serían tan bien recibidas en América como en Europa, donde influiría notablemente en el desarrollo de la gimnasia y la danza femenina moderna, siendo Europa el lugar por excelencia de las grandes Gimnastas de todos los tiempos, tanto en equipos o conjuntos como individual.

Un poco más adelante en la historia, ya a finales del siglo XIX principios del siglo XX, se consolidó la gimnasia rítmica moderna, tal y como hoy la conocemos. Un hito dentro de este tipo de deporte fueron los Juegos Olímpicos que se celebraron en 1928 en Ámsterdam, donde, por primera vez, se pudo ver una competición de un grupo gimnástico femenino.

Desde finales del siglo XX hasta la actualidad la gimnasia rítmica se ha consolidado como deporte olímpico, no solo en la competición por grupos (como se venía haciendo hasta el momento) si no también con la opción de competición individual. Siendo parte de la historia de la gimnasia rítmica

El debut olímpico y su historia

Sería hasta los Juegos de la XXIII Olimpiada, en los Ángeles en el año de 1984, que la disciplina de Gimnasia Rítmica haría su debut como disciplina olímpica. Pasando a la historia por ser la única vez en que una gimnasta rítmica Americana, la canadiense Lora Funge, ha ganado el título internacional de campeona olímpica de gimnasia rítmica. Actualmente el título lo ha ganado la rusa Margarita Maman, quien en Río 2016 se consagró con el oro tras vencer a su compatriota Llana Kudryavtseva y destronarle el vigente título de campeona mundial.

Actualmente la Federación Internacional de Gimnasia solo reconoce la modalidad femenina, aunque es una disciplina muy recomendable para niños de ambos sexos por tratarse de una actividad individual y de grupo, que estimula su coordinación a través de los ejercicios con los diferentes aparatos como si de juegos se tratase.

En la actualidad existe un campeonato en España masculino, que se desarrolla a través del mismo código fig.  Además, la gimnasia les permite desarrollar su flexibilidad y fuerza muscular. Como en cualquier deporte, la nutrición adecuada, el trabajo en equipo y la disciplina son pilares fundamentales en la práctica de la gimnasia rítmica. La dinámica del deporte. Siendo parte de la historia de la gimnasia rítmica

La gimnasia rítmica es un deporte que se practica siempre sobre un tapiz. Las gimnastas suelen ir equipadas con los clásicos y espectaculares maillots llenos de brillo y de bordados y con un par de punteras, imprescindibles para realizar correctamente todos los pasos de los ejercicios.

Además de esto, para cualquier gimnasta de rítmica son indispensables también los aparatos complementarios que se utilizan en el desarrollo de los ejercicios. Por otra parte, en cuanto a la ejecución de los ejercicios, las gimnastas deben coordinar varios movimientos, entre otros, saltos, giros, cuestiones de flexibilidad, equilibrios y, sobre todo, el manejo correcto de los aparatos.

Rousseau estableció los primeros principios de la gimnasia deportiva: Trasladándonos al pasado nos encontramos que la gimnasia rítmica tiene sus antecedentes históricos en los movimientos y sistemas gimnásticos que surgieron en el siglo XVIII en toda Europa Occidental. La procedencia ideológica de la rítmica se halla en la gimnasia con base en el ritmo, en el ballet y en la llamada gimnasia natural.

Si en el ballet hay que destacar las aportaciones de Jean-Georges Novare, con respecto a la gimnasia natural hay que decir que toma su punto de partida en las teorías de Jean-Jacques Rousseau (1712-1778) respecto al desarrollo global del niño, que incluían los aspectos corporales, hasta entonces no considerados en las teorías sobre educación. Siendo parte de la historia de la gimnasia rítmica

El pedagogo alemán Johann Bernarda Basado (1723-1790) plasmaría las ideas de Rousseau en la realidad, convirtiendo los ejercicios físicos en parte esencial de una educación armónica e integral. Hacia finales del siglo XVIII, continuarían las ideas naturalistas de Rousseau pedagogos como Christian Gotthilf

 Salman, Johann Heinrich Pestalozzi o Guts Moths. Este último, considerado el padre de la gimnasia pedagógica, escribió los primeros escritos en profundidad sobre la finalidad de la gimnasia, indicando que los ejercicios realizados debían ser agradables, además de desarrollar a la persona por completo. Sin embargo, la llegada de la gimnasia nacionalista de  Friedrich John acabaría ahogando las ideas pedagógicas de Jits

 Alemania. Estas, sin embargo, tendrían mayor acogida y continuación en los países nórdicos, especialmente en Suecia. Cabe destacar que la gimnasia rítmica tiene en el ballet una de sus bases. El médico sueco, Henryk Long, iniciador del llamado Movimiento del Norte, desarrolló aún más las ideas de Rousseau, creando la llamada gimnasia sueca hacia 1814. Se trataban de unos ejercicios de carácter rígido con poco espacio para la creatividad y la expresión artística, pero que aportaron unos principios primordiales y pedagógicos a la actividad física, ausentes en aquellos años. A él se debe la clasificación de los ejercicios en pedagógicos, militares, terapéuticos y estéticos, aunque Long no cultivó estos últimos por considerar que debían ser desarrollados por otros educadores.

En la gimnasia estética promovida por Long, los estudiantes expresan sus sentimientos y emociones a través del movimiento corporal. Esta idea fue extendida por Catherine Beche, quien fundó el Western Fémale

 En Ohio (Estados Unidos) en el año 1837. En el programa de gimnasia de Beche, llamado Grace without dancen, las chicas jóvenes se ejercitaban al ritmo de la música, pasando de una calistenia simple a actividades más intensas. Hacia el año 1864, el profesor estadounidense Diocleciano Lewis (Dio Lewis) va más allá de Beche, incluyendo en sus clases para chicas ejercicios de coordinación mano-ojo y la utilización de aros de madera, pesas ligeras, y mazas indias.

A mediados del siglo XIX, con el músico y profesor francés François Deserte, empiezan a darse componentes más estrechamente relacionados con la gimnasia rítmica subsiguiente, al ser el primero en poner en marcha sus ideas con respecto a la expresión de sentimientos a través de los movimientos del cuerpo.

Más que un método de gimnasia, intentaba ayudar a los actores a encontrar posturas naturales y gestos más expresivos. Esta nueva manera de entender el movimiento fue llevada a Estados Unidos por Genoveva Stevens, quien abrió una escuela de expresión en Nueva York y publicó en el año 1885 el libro El sistema Deserte de expresión, lo que popularizó el método.

A partir de las ideas de Deserte y los ejercicios de Long, un método personal en el cual el cuerpo debía ser un instrumento capaz de expresarse de manera artística. Aunque su ideología no fue capaz de arraigarse en la mentalidad americana, el trabajo de sus alumnas sí influyó de forma relevante en Europa en el desarrollo de la gimnasia y danza femenina moderna. El trabajo de Deserte está considerado el principal inspirador del Movimiento del Centro, corriente en la que se enmarcó el proceso de creación de la gimnasia moderna (la primeriza gimnasia rítmica).

La gimnasia rítmica deportiva surge como deporte en la década de los 30, en la URSS. Este deporte, creado originalmente de forma exclusiva para la mujer, tiene sus antecedentes históricos en los movimientos y sistemas gimnásticos que con diversos sistemas surgen en el siglo XVIII en toda Europa Occidental.

La gimnasia rítmica moderna se desarrolló a finales de la década de 1950. En el año 1963, fue organizado en Budapest el primer Torneo Internacional de Gimnasia Rítmica. Un año más tarde este Torneo Internacional de Budapest fue oficialmente declarado como el primer Campeonato Mundial de Gimnasia Rítmica. La primera campeona mundial de gimnasia rítmica fue Ludmila Savinkova, de la Unión Soviética. En el año 1975 fue formada la Comisión Técnica de la Gimnasia Rítmica. En 1983 se instituyó la Copa del Mundo de Gimnasia Rítmica.

En 1984 pasa a ser disciplina olímpica en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles, donde ganó la canadiense Lori Fung, convirtiéndose en la primera campeona olímpica de la historia de la gimnasia rítmica deportiva en la modalidad individual. La modalidad de conjuntos fue admitida en los Juegos Olímpicos de Atlanta en 1996, siendo el primer puesto para España. Desde esta primera aparición, su acogida por el público en el programa olímpico queda patente en el hecho que las entradas para presenciar sus concursos han sido siempre de las primeras en agotarse. Siendo parte de la historia de la gimnasia rítmica

En estos momentos, Bulgaria, Italia, Bielorrusia y Rusia ocupan los primeros puestos de la clasificación mundial. Hoy en día la gimnasia rítmica es uno de los deportes más practicados entre las niñas y adolescentes.

La Federación Internacional de Gimnasia sólo reconoce la modalidad femenina. En Asia la categoría masculina se empezó a popularizar a partir de los años 70, culminando en la celebración del primer mundial de gimnasia rítmica masculina en 2003. En occidente, algunas federaciones como la española han aprobado también dicha modalidad.

La gimnasia rítmica moderna

De todas las corrientes desarrolladas paralelamente al movimiento  norte de Europa (Movimiento del Norte), el llamado Movimiento del Centro, desarrollado en Alemania, Austria y Suiza, fue el que tuvo mayor relevancia sobre la gimnasia rítmica. Nacido a finales del siglo XIX, se desarrolló en el siglo XX. Considerado una manifestación artístico-rítmico-pedagógica, estuvo influido por las teorías naturales y globalitas de Rousseau y las ideas de Deserte con respecto a la expresión, además de por la propia gimnasia sueca de Long. Este movimiento impulsó la euritmia de Alcorce y, posteriormente, la gimnasia moderna de Bode.

A partir de la década del año 1890, el educador y músico suizo Emile Jaques- Un método de educación musical que bautizó como  (Euritmia), donde la práctica de ejercicios rítmicos era un medio para desarrollar la sensibilidad musical a través de los movimientos del cuerpo.

También desarrolló estudios de los cuales obtuvo como resultado la relación armónica de los movimientos con el equilibrio y los estados del sistema nervioso central, lo que generó una gran influencia en la formación de escuelas de danza y en la educación física, ya que ganó un nuevo aspecto y una nueva rama. Algunos de los profesores que formó serían posteriormente los iniciadores de la gimnasia rítmica. Siendo parte de la historia de la gimnasia rítmica

Al mismo tiempo que Alcorce, una bailarina estadounidense, Duncan, también realizó aportaciones al proceso de creación de la rítmica. Considerada una revolucionaria de la danza y una impulsora de la danza libre, mantenía que la gimnasia era la base de toda educación física y desarrolló ejercicios de gimnasia basados en la naturalidad, donde los giros, saltos y ondulaciones del cuerpo eran parte fundamental. Sus teorías fueron la raíz del expresionismo alemán en el campo de la danza, del que el coreógrafo húngaro Rudolf Laban es uno de los mayores exponentes mediante el desarrollo por ejemplo de la danza expresiva.

Cabe destacar que Lavan desarrolló técnicas novedosas de baile alejadas del ballet clásico, intentando buscar movimientos emocionalmente más expresivos, llegando incluso en ocasiones a prescindir del acompañamiento musical, ya que en su opinión el movimiento era el fundamento de la danza. La bailarina alemana Mary Dignan, discípula de Lavan, fue la otra gran exponente de la danza expresionista, adaptando muchas técnicas de Isidora Duncan, como el uso de la gimnasia y la acrobacia.

Mary (a la izqda.) durante una coreografía de danza expresionista, la cual influyó en el trabajo de Rudolf Bode, el creador de la gimnasia moderna (gimnasia rítmica).

Es con Rudolf Bode, profesor de música alemán que fue alumno de Alcorce, cuando surge definitivamente la gimnasia moderna. Inició su trabajo en el Instituto Dameros, donde también estudiaron Heinrich Meda o Mary. A partir de diversas influencias como Pestalozzi, Novare, Deserte, Alcorce (euritmia), Duncan (danza natural), o Lavan y Dignan (danza expresionista), Rudolf Bode crea la gimnasia moderna (llamada inicialmente gimnasia expresiva), la primeriza gimnasia rítmica.

En el año 1911 Bode funda su escuela en Múnich y en el año 1922 se publica su libro Gimnasia expresiva y se crea la Liga Bode, una especie de asociación para difundir esta nueva modalidad. Bode puede considerarse por tanto el padre de la gimnasia rítmica. Sus ideas se extendieron rápidamente por toda Europa, principalmente en Alemania, donde rompieron con un siglo de cierto inmovilismo en este aspecto, al seguir imperando en este país la gimnasia nacionalista de Friedrich John (la primeriza gimnasia artística).

La gimnasia moderna de Bode se diseñó ya desde un principio exclusivamente para la mujer. Como aparatos, Bode introduciría el bastón, pelotas, balones medicinales, el pandero o el tamborín. Siendo parte de la historia de la gimnasia rítmica

Por su parte el gran sucesor de Bode en el desarrollo de la gimnasia moderna fue el también alemán Heinrich Meda, quien en el año 1929 creó en Berlín el.  Su aportación más importante a los sistemas de gimnasia fue la creación de un método enfocado directamente en mujeres adultas y jóvenes, en el cual se beneficiaba la salud, se desarrollaba una actitud correcta y se exaltaba la armonía del movimiento manejando todo el cuerpo. Respecto a los aparatos, emplea los mismos que Bode (con un mayor uso de la pelota) e introduce el aro y las mazas, los cuales sobreviven en la actualidad.

Para Medau los aparatos facilitaban el dominio del movimiento, dirigían la atención de la alumna hacia el ejercicio que estaba ejecutando, alejaban inhibiciones psíquicas, conseguían subyugar la timidez y se lograba una ejecución más rítmica y fluida empleando el cuerpo en su totalidad.

Por otra parte Meda también resaltaba la importancia de la postura correcta y la respiración en la confección de movimientos. Las ideas de  relación a los principios técnicos y metodológicos, tienen una línea similar a las de Bode, aunque aporta las suyas propias que las completan o las sustituyen, sobre todo respecto a la improvisación musical, los movimientos de oscilación y ondulantes, y el uso de golpes rítmicos y palmadas. Sus teorías y sistemas de movimiento se dieron a conocer en los Juegos Olímpicos de Berlín en el año 1936. Siendo parte de la historia de la gimnasia rítmica.

Fuera de Alemania, también conviene destacar en el proceso de creación de la gimnasia rítmica a la gimnasia neo sueca, integrada en el Movimiento del Norte, en la cual destacan Ell), Elián Folk y Maja (Suecas). Surge como una forma de hacer evolucionar al sistema lingiano (gimnasia sueca), contribuyendo con nuevos componentes para eliminar su rigidez.

Aportaron la utilización de la música y dieron una mayor importancia al aspecto estético de los ejercicios y a la naturalidad del movimiento, además de emplear un concepto de disciplina más flexible y adaptable. Al igual que Meda, utilizaron los golpes rítmicos y palmadas como recursos técnicos e introdujeron los ballesteros, balanceos y titubeos en la ejecución de los ejercicios. A ellas se debe en parte el trabajo de manos libres y aparatos principalmente en la modalidad de conjuntos. Son relevantes las demostraciones del equipo de niñas de Maja Carquis en el marco de los Juegos Olímpicos de Berlín en el año 1936 y el Congreso Mundial de Educación Física.

Si deseas conocer más acerca de este tema puedes leer: la gimnasia moderna

Etapa de instauración de las primeras reglas de la gimnasia rítmica

Es importante señalar que la gimnasia moderna, siendo practicada por grupos de mujeres, ya se había desarrollado en los Juegos Olímpicos de Ámsterdam de 1928 (los primeros Juegos con competición femenina de gimnasia), en el Campeonato Mundial de Gimnasia del año 1934 (primer Mundial de Gimnasia con participación femenina), el Campeonato Mundial de Gimnasia de 1950, los Juegos Olímpicos de Helsinki del año 1952, la primera edición de la Gymnaestrada en Róterdam (en el año 1953), o los Juegos Olímpicos de Melbourne del año 1956, sin embargo, se desarrollaba como una competición más dentro de la gimnasia clásica por aparatos (gimnasia artística actual), ya que además de las pruebas correspondientes, se ejecutaba una prueba de ejercicios combinados de grupo donde se usaban aparatos portables como pelota, mazas, aro, etc.

 Es destacable en esta competición el trabajo con pelotas del equipo sueco en los Juegos Olímpicos de Helsinki en el año 1952, que le alejó del resto de participantes por la utilización de movimientos armoniosos en los que actuaba todo el cuerpo y le ayudó a colgarse la medalla de oro en los ejercicios combinados de grupo. Esta prueba desapareció del programa olímpico en el año 1960.

La primera vez que la gimnasia rítmica apareció como deporte de competición fue en la Unión Soviética en los años 40. Ya en el año 1934, el centro «Estudio del movimiento plástico» había comenzado la preparación de profesores de Educación Física altamente cualificados en los Institutos Superiores de Cultura Física de Moscú y Leningrado (actual San Petersburgo).

Estos, desde sus respectivas cátedras universitarias de «Movimiento Artístico», sentaron las bases para el desarrollo de la gimnasia rítmica. En el año 1945 el Comité Nacional para los asuntos de Cultura Física y el Deporte, adscrito al Consejo de Ministros, realizó una conferencia donde dio a conocer la decisión de desarrollar en la Unión Soviética una gimnasia femenina con orientación deportiva que recibió entonces el nombre de gimnasia artística (no confundir con la actual gimnasia artística), la gimnasia rítmica. Algo después, el 22 de octubre del año 1946, se reconoció oficialmente esta nueva modalidad deportiva en el país. Siendo parte de la historia de la gimnasia rítmica

Cabe destacar que  este desarrollo como deporte se materializó en los primeros campeonatos de exhibición organizados en Tallin (en el año 1947) y en Tbilisi (en el año 1948), hasta que en el año 1949 se celebró el 1.er Campeonato Nacional. Puede considerarse por tanto a este país la cuna de la gimnasia rítmica actual, al ser el primero en organizar tanto competiciones como exhibiciones.

Si deseas conocer más acerca de este tema puedes leer: reglas de la gimnasia

Gimnastas alemanas durante una rutina de aro en el año 1957.

Conviene destacar de esta época al soviético Shisch Kareva, que escribió un libro precursor en este nuevo deporte en el que desarrollaba los aparatos y principios fundamentales del mismo. Esta obra influyó de forma fundamental sobre la gimnasia rítmica en Bulgaria, donde surgió a partir del año 1951 una corriente propia, la escuela búlgara, que a su vez contribuyó al enriquecimiento de la gimnasia rítmica posterior. Ya entonces empezaron a dibujarse las líneas diferenciadoras de las dos escuelas de rítmica principales.

Por un lado, la escuela rusa fundamentaba a la gimnasia rítmica en la danza clásica y en la técnica corporal de base, y se dotaba a los movimientos de expresividad, armonía, elegancia y amplitud en el espacio, pero inicialmente no había una gran presencia de riesgo en los ejercicios. La escuela búlgara por su parte, si bien tomaba como punto de partida a la rusa, se perfiló debido a la necesidad de contribuir con nuevas ideas a la escasa información con la que contaban, ya que entonces (década del año 1950), no había torneos o encuentros a nivel internacional que ayudaran a una puesta en común clara sobre el desarrollo que debía seguir este deporte.

Cabe destacar que en los campeonatos nacionales de Bulgaria se valoraba principalmente la originalidad y el riesgo. A partir de ahí comenzó a desarrollarse un estilo caracterizado por una gran diversidad de elementos y un mayor dinamismo, además de por un alto grado de la idiosincrasia personal de las gimnastas, sin dejar de lado la corrección técnica.

En el año 1961 se celebró en Bulgaria la primera confluencia entre los equipos de la Unión Soviética, Checoslovaquia y Bulgaria. Por su parte, en el encuentro se pudo apreciar a ambos estilos como claramente distintos y los resultados dejaron empatadas a gimnastas búlgaras y soviéticas en las primeras posiciones. La escuelas rusa y búlgara de gimnasia rítmica se mantienen aún en la actualidad como estilos diferenciados y siguiendo una línea similar en muchos aspectos a la de sus inicios.

En junio del año 1962, la Federación Internacional de Gimnasia (por sus siglas en ingles FIG) reconoció la gimnasia rítmica (bajo el nombre de gimnasia moderna) como un deporte independiente en su 41º Congreso en Praga. Siendo parte de la historia de la gimnasia rítmica

Primeras competiciones internacionales oficiales

El conjunto alemán poco antes del Campeonato Mundial del año 1967, el primero donde se aceptaron los conjuntos. Entonces eran integrados por seis gimnastas.

En diciembre del año 1963 se celebró el primer Campeonato Mundial de Gimnasia Rítmica, entonces llamada aún gimnasia moderna, el Campeonato Mundial de Budapest. En el mismo se disputó un concurso individual con un ejercicio de suelo y dos de aparato. Al no haberse fijado unas directrices comunes, se pudo apreciar una gran gama de técnicas y estilos. La primera campeona fue la soviética Ludmila Savinkova, seguida de su compatriota Tatiana Kravtchenko y la búlgara Julia Traslieva.

Es importante señalar que la FIG decidió a partir de entonces celebrar un Mundial cada dos años. En el año 1965 tuvo lugar el Campeonato Mundial de Praga. Tres meses antes de su celebración y con la pretensión de unificar criterios a nivel mundial, se realizó en la misma ciudad un curso internacional para jueces. Este hecho contribuyó de forma decisiva a las bases de la disciplina en la actualidad, acordándose que la gimnasia rítmica no es ningún tipo de danza ni puede considerarse como parte de la gimnasia artística, ya que posee un estilo propio al basarse en movimientos naturales del cuerpo y en la expresión personal de la gimnasta.

 En esta cita se compitió con un ejercicio obligatorio de manos libres (para ayudar a perfilar la orientación de la gimnasia rítmica) y tres ejercicios libres con cuerdas, pelota y manos libres. Se otorgaron por primera vez notas divididas en dos apartados (composición y ejecución). En Praga se elevó a la entonces Checoslovaquia como potencia mundial, al obtener en la general el oro y el bronce con Hana Micechová y Hana Machatová respectivamente, dejando a la soviética Tatiana Kravtchenko, con la medalla de plata. Siendo parte de la historia de la gimnasia rítmica

Por su parte Gimnastas alemanas en el año 1970. Antes de aparecer la cinta, se usaban dos banderas que más tarde fueron reemplazadas por un banderín. En el año 1967 se organizó el Campeonato Mundial de Copenhague, la tercera edición mundialista, que contó por primera vez con la incorporación de una competición de conjuntos.

El triunfo en esta nueva modalidad fue para el conjunto soviético, que tenía entre sus filas a Ludmila Savinkova, convirtiéndose así en la única gimnasta en ser campeona del mundo del concurso general como individual y en conjuntos. A raíz de este campeonato, la FIG creó una comisión especial dentro del Comité Técnico Femenino que, desde el año 1968 y hasta el año 1972, se encargó de desarrollar la reglamentación de las competiciones, las normas para juzgar los ejercicios, las dificultades y técnicas específicas para los ejercicios de pelota, aro y cuerda, o las penalizaciones.

En el año 1969 se celebró el Campeonato Mundial de Varna, el último Mundial que contó con competición de manos libres. Bulgaria obtuvo el oro y la plata en individual con las figuras María Gigova y Nechka Robeva y el oro en conjunto, iniciando entonces una reñida competencia con la Unión Soviética que se mantendría en los campeonatos futuros. Tras este campeonato, se acordaron unas reglas para juzgar los ejercicios y una lista de dificultades que tuvo como resultado, en el año 1970, el primer Código de Puntuación de gimnasia rítmica.

 En el año 1971 tuvo lugar el Campeonato Mundial de La Habana, el primero celebrado fuera de Europa y el primero en el que apareció la cinta como ejercicio obligatorio. También se presentaron otros ejercicios libres de pelota, aro y cuerda. Bulgaria continuó con su hegemonía al ser oro en las dos modalidades por delante de la URSS. En el año 1972, una nueva comisión dentro de la FIG, distinta a la que hasta ahora había funcionado y con mayor autonomía, cambió el nombre del deporte, pasando de llamarse gimnasia moderna a ser denominado gimnasia rítmica moderna. Ese mismo año la FIG solicitó al COI que la gimnasia rítmica fuese considerada disciplina olímpica, pero esta petición fue rechazada.

La búlgara María Gigova, tricampeona del mundo en el concurso general (en los años 1969, 1971 y 1973), en el Campeonato Mundial del año 1973.

En el año 1973 se organizó el Campeonato Mundial de Róterdam. En él se incluyen por primera vez las mazas como ejercicio obligatorio, ejecutándose también los tres ejercicios libres con pelota, aro y cinta. En conjuntos, los ejercicios fueron de cuerda. Bulgaria repitió el éxito en la modalidad individual con su gimnasta estrella María Gigova, quien se convirtió en este campeonato en la primera gimnasta en ser campeona del mundo en el concurso general en tres ocasiones (después igualarían su récord María Petrova, Yevgéniya Kanáyeva y Yana Kudryavtseva). Siendo parte de la gimnasia rítmica

En el año 1975, la comisión de la FIG encargada de la constitución de la gimnasia rítmica moderna pasó a ser un Comité Técnico autónomo. Este nuevo Comité cambió nuevamente el nombre de la disciplina por el de gimnasia rítmica deportiva (G.R.D.). Ese mismo año se celebró el Campeonato Mundial de Madrid, en el que hubo boicot de algunos países del Este. En este campeonato desapareció el ejercicio obligatorio, ya que este tenía como finalidad marcar un estilo claro y definido para la gimnasia rítmica, lo que se consideraba que ya se había conseguido. La competición se desarrolló con cuatro ejercicios individuales libres de aro, pelota, mazas y cinta y un ejercicio de conjuntos con 3 pelotas y 3 cuerdas. Siendo parte de la historia de la gimnasia rítmica

Etapa de expansión (1978 – 1983)

Para esta época, la gimnasia rítmica ya había adquirido unas bases mucho más sólidas a nivel de reglamento, técnica y organización, lo que permitió el desarrollo de los posteriores campeonatos con un carácter mucho más estable. La soviética Galima Shugurova, campeona del mundo (en el año 1973) y primera campeona de Europa (en el año 1978).

El 16 de marzo del año 1978, parte del equipo búlgaro de gimnasia rítmica perdió la vida en un accidente aéreo ocurrido durante un vuelo de Sofía a Polonia. En la tragedia fallecieron entre otras, Julieta Shismanova (máxima representante de la Federación Búlgara y entrenadora de gimnastas como María Gigova y Nechka Robeva), la entrenadora Rumiana Stefanova y las gimnastas Albena Petrova y Valentina Kirilova. Ese mismo año se celebró el primer Campeonato Europeo de Gimnasia Rítmica en Madrid, donde en el concurso general las soviéticas Galima Shugurova y Irina Deriugina se colgaron el oro y la plata, y el bronce fue a la española Susana Mendizábal.

Cabe destacar que en la década del año 1980 se observó un incremento en el número de participantes tanto en competiciones nacionales como internacionales, así como en el número de países participantes de las mismas. Además, se publicó un compendio de normas técnicas y organizativas referentes a los campeonatos realizados por la FIG.

En el año 1980 se aprobó la existencia de tres gimnastas individuales por país en los Campeonatos de Europa, decisión que se aplicó a partir del año 1982, lo que hizo que la competición se prolongase un día más. También en esta época se innovó sustancialmente en la estructura del Código de Puntuación, pasando a tomar la forma de clasificador, lo cual permitió posteriormente poder realizar cambios parciales del mismo sin modificar el resto. Además se debatió entonces la creación de la Copa del Mundo. Siendo parte de la gimnasia rítmica

En el año 1981 el COI aprobó finalmente que la gimnasia rítmica formase parte del programa de los Juegos Olímpicos a partir de Los Ángeles en el año 1984, aunque únicamente en su modalidad individual. En 1982 se inició un nuevo sistema en la rotación de aparatos para las competiciones de la FIG, comenzando un nuevo ciclo de dos años a partir del año 1983 que podría repetirse regularmente.

En el año 1983 tuvo lugar la primera Copa del Mundo de Gimnasia Rítmica, disputada en Belgrado, a la que accederían únicamente las 20 mejores gimnastas clasificadas en el Campeonato Mundial anterior a la celebración de la misma. Cabe resaltar también el dominio que Bulgaria tuvo en casi todos los campeonatos oficiales en la década de los 80, en especial en los Mundiales y Europeos, donde se llevó la gran mayoría de oros disponibles siendo representada por figuras como Iliana Raeva, Anelia Ralenkova, Lilia Ignatova, Bianka Panova, Adriana Dunavska, Diliana Gueorguieva o Elizabet Koleva. Esta generación fue conocida como las Chicas de Oro de Bulgaria. Siendo parte de la historia de la gimnasia rítmica

Etapa de consolidación (en el año 1984 – actualidad)

Sello postal conmemorando el ingreso de la gimnasia rítmica en el calendario olímpico en el año 1984.

En Los Ángeles del año 1984 la gimnasia rítmica pasó a ser disciplina olímpica, aunque solo en modalidad individual. Debido a la Guerra Fría, el bloque comunista, liderado por la Unión Soviética, boicoteó los Juegos Olímpicos al celebrarse en Estados Unidos. La primera campeona olímpica fue la canadiense Lori Fung, siendo esta la única vez en la que una gimnasta rítmica de América ha logrado un título internacional. Le precedió la rumana Doina Stăiculescu y Regina Weber de Alemania Occidental.

Cabe destacar que tras la celebración del Campeonato Mundial de Valladolid en el año 1985, el Comité Técnico de la FIG transmitió a la recién creada Unión Europea de Gimnasia (UEG) la competencia del Campeonato de Europa y a la Unión Americana de Gimnasia la del Campeonato de los Cuatro Continentes. Durante el año  1986, el Comité Técnico reexaminó detalladamente el nuevo Código de Puntuación, modificando algunos aspectos y experimentando con nuevas formas de calcular las notas media y final a partir de las puntuaciones otorgadas entre el año 1986 y 1987. Los resultados sirvieron para configurar el próximo Código, que debió esperar hasta el año 1988 al determinar la normativa olímpica que no se pueden cambiar los reglamentos deportivos durante los dos años precedentes a los Juegos.

También este año se produjo una modificación importante en los ejercicios de conjuntos, al acordarse la ejecución en días distintos de dos ejercicios, en lugar de uno. Una composición se realizaría a partir de este momento con seis aparatos iguales (siendo este aparato el que no aparecería en el concurso individual), mientras que la otra se realizaría con dos aparatos distintos (ejercicio mixto). Este cambio fue efectivo desde el Campeonato Mundial del año 1987. Larissa Loukianenko, Ekaterina Serebrianskaya, Maria Petrova y Amina Zaripova en el podio del Mundial de Budapest (en el año 1996). Siendo parte de la historia de la gimnasia rítmica

Es importante señalar que los medios de comunicación aumentaron en esta época su interés por la retransmisión de las pruebas, lo cual tuvo una repercusión favorable en la economía de las diferentes instituciones destinadas a la gimnasia rítmica en el mundo. En el año 1991 el conjunto español de gimnasia rítmica se proclamó campeón del mundo en el concurso general, siendo la primera vez, sin contar el boicot del Mundial del año 1975, que un país no perteneciente al entonces llamado Bloque del Este lograba un título mundial.

Es importante señalar que en el año 1993 hubo una importante renovación del Código de Puntuación. La admisión de la prueba de conjuntos en el programa olímpico fue aceptada por el COI en abril de ese año. Yuri Titov, presidente de la FIG, consiguió esta inclusión a pesar de que el COI era reacio a la incorporación de nuevas disciplinas y favorable a la reducción del número de participantes en los Juegos. Esto provocó algunos cambios organizativos, entre ellos el de disminuir para los Juegos de Atlanta 1996 el número de jueces y gimnastas individuales, así como la duración de la competición. También, a partir del año 1995, los ejercicios de conjuntos pasaron de ser realizados por seis gimnastas y una reserva a cinco gimnastas y una reserva. Alina Kabáyeva (bronce), Yulia Barsukova (oro) y Yulia Raskina (plata), en el podio de los Juegos Olímpicos de Sídney en el año 2000.

Cabe mencionar que en el año 1996 la modalidad de conjuntos debutó finalmente en el calendario olímpico en los Juegos Olímpicos de Atlanta. El primer título olímpico en esta modalidad lo obtuvo el conjunto de España, seguido por Bulgaria (plata) y Rusia (bronce). El conjunto español, integrado por Marta Baldó, Nuria Cabanillas, Estela Giménez, Lorena Guréndez, Tania Lamarca y Estíbaliz Martínez, recibió el seudónimo de las Niñas de Oro. En el año 1998 la FIG decidió finalmente cambiar el nombre del deporte de gimnasia rítmica deportiva al actual término, gimnasia rítmica.

En la actualidad la Federación Internacional de Gimnasia solo reconoce la modalidad femenina. La categoría masculina se desarrolló en Japon hacia los años 70, celebrándose en ese país el primer Mundial de gimnasia rítmica masculina en el año 2003 con la presencia de cinco países: Japón, Canadá, Corea del Sur, Malasia y Estados Unidos.6 Para la edición del año  2005 se añadieron Australia y Rusia. En Europa algunas federaciones como la española han aprobado también dicha modalidad, celebrándose el primer Campeonato de España en el año 2009, aunque con unas reglas similares a la gimnasia rítmica femenina, a diferencia de la practicada en Asia. Siendo parte de la historia de la gimnasia rítmica

Influencias recibidas por la Gimnasia Rítmica

La gimnasia rítmica no ha sido siempre como la conocemos actualmente, ha sufrido muchos cambios con los que cada vez está siendo más agradable a todo tipo de público, ha recibido influencias de todos los ámbitos, desde la moda hasta los cambios sociales.

Algunos elementos importantes en su cambio son la danza y el ballet. Podemos demostrarlo al ver el entrenamiento de una gimnasta el cual incluye clases de las disciplinas ya mencionadas.

La moda ha influido en los trajes (mallas) y en la forma en que se adorna cada implemento. Anteriormente los elementos como el balón y la cinta eran sólo de un color y si nos fijamos con atención, actualmente son de muchos colores que normalmente comparten los de la malla o se ven bien a su lado.

Hubo un cambio drástico en una olimpíada con una gimnasta: Anterior a este suceso, la gimnasia rítmica era un deporte muy recto, las gimnastas entraban a la presentación marchando duramente y los ejercicios siempre eran los mismos cambiando un poco le orden y la forma del esquema, pero esta gimnasta cambió todo, llevó la expresión corporal e impuso otros movimientos dentro de la gimnasia nunca vistos antes los que llevaron al resto a imitarla y cambiar el perfil de la gimnasia por el resto de la historia.

Se ha intentado alejar la gimnasia de lo clásico, ahora los tipos de música incluso son canciones actuales adaptadas para los esquemas y movimientos mucho más rápidos que captan fácilmente la atención.

Si bien es cierto que la gimnasia rítmica ha sufrido cambios, no podremos decir nunca que ésta perderá los fundamentos sobre los que está hecha y esperamos que sus próximos cambios ayuden cada vez más para lograr la perfección.

  Síntesis biográfica de los personajes que influyeron en el posterior desarrollo de la G.R.D.

    A continuación se muestra un breve resumen biográfico de algunos de los personajes citados anteriormente y su influencia en el desarrollo de la G.R.D. que conocemos en la actualidad.

J.J. Rousseau (1712-1778)

    Filósofo francés que influyó en la creación de la gimnasia natural, con sus teorías sobre el desarrollo natural del niño. Sobre éstas se cimentó, tras sucesivas aportaciones, lo que conocemos como Gimnasia Rítmica Deportiva.

Johann Basedow (1723-1790)

    Pedagogo alemán que, inspirado en las ideas de Rousseau, puso en práctica sus principios sobre la educación en un instituto llamado “el Philantropium”, situado en Dessau. Estaba interesado entre otros aspectos educativos por la educación física, desde la perspectiva de su retorno a la naturaleza. Así se inicia la corriente de la Gimnasia Natural, basada en los movimientos naturales del cuerpo.

Cristian Salzmann (1744-1811)

    Pedagogo alemán. Fundó una escuela de educación general en “Schnepfenthal”, donde daba mucha importancia a la Educación Física, siguiendo las teorías de Basedow.

Johan Guts Muths (1759-1839)

    Alemán. Profesor del instituto “Schnepfenthal” durante 50 años. Fue el primer profesor de educación física que escribió varios libros sobre gimnasia, publicándose en varios países, y, por lo tanto, expandiendo sus teorías al respecto. Dio especial énfasis a que la gimnasia debía ser agradable y desarrollar a la persona en conjunto, incluyendo entre otras disciplinas el baile. Es considerado el padre de la Gimnasia Pedagógica.

Johan Heinrich Pestalozzi (1746-1827)

    Pedagogo suizo, influenciado por las ideas de Rousseau y Basedow, revolucionó el sistema educativo de la época, hasta el punto de estar encarcelado por ello. Su método se basaba en la intuición, la observación y las experiencias, con el objetivo de desarrollar al individuo en cuerpo y espíritu, y obtener un resultado armónico. Defendía una enseñanza individualizada. Con sus ideas influyó en la educación física de su época, sobre todo en las corrientes de Gimnasia Natural y especialmente en cuanto a los ejercicios de movilidad articular.

Per Hernia Ling (1776-1839)

    Poeta sueco, profesor de esgrima y fundador de la Gimnasia Sueca. Realizó una clasificación de los ejercicios según su función en: pedagógicos (similares a la gimnasia educativa actual), militares (para profesionales basados sobre todo en la esgrima), médico (terapéutico) y estético (ballet, mímica y bailes populares). Pero tan sólo desarrolló la gimnasia militar, pues sé desentendido de la estética y fundió la pedagógica con la médica. Su publicación más conocida es “Utilidad de la gimnasia para el soldado” (1820), texto en el que aparecen por primera vez los efectos correctivos de los ejercicios por vicios postulares; con ello se señala la posibilidad, correctiva y moldeadora de la gimnasia. Siendo parte de la historia de la gimnasia rítmica

Hjalmar Ling (1820-1886)

    Sueco. Sistematiza, ordena y completa la obra de su padre P.H. Ling. Añade a la clasificación realizada la “gimnasia escolar” y crea las tablas gimnásticas.

François Delsarte (1811-1871)

    Francés. Con el objetivo de ayuda a los actores teatrales a alcanzar voces naturales y efectos expresivos en sus interpretaciones, creó un sistema de ejercicios que, a principios del siglo de XIX, se convirtió en una forma popular de gimnasia femenina, que mejoraba la gracia y la seguridad, desde la perspectiva del cuerpo sano. Así, fue gracias a Delsarte que la gimnasia incorporó los aspectos de belleza y expresividad, ingredientes importantes en la gimnasia rítmica.

Emile-Jacques Dalcroze (1865-1950)

    Educador y compositor suizo, profesor de armonía en el conservatorio de música de Ginebra. Inventó lo que se llamó “Euritmia” y posteriormente gimnasia rítmica. Se trataba de un original método que consistía en desarrollar la sensibilidad musical de los estudiantes a través de los movimientos naturales del cuerpo. Para Dalcroze, el ritmo era el elemento vital de la educación musical. Su método de trabajo le permitió abrir dos escuelas para profesores. La primera en Alemania, en 1911, y la segunda en Ginebra algunos años más tarde, los profesores que en ellas se formaron constituyen la base de lo que es hoy la Gimnasia Rítmica Deportiva.

Rudolf Bode (1881-1970)

    Alemán. Profesor de música y diplomado en el centro de Dalcroze, adoptando bastantes de sus ideas. Creo en Munich una escuela para profesores de gimnasia, música y danza. Partiendo de la idea fundamental de Pestolazzi de que los movimientos han de ser libres y naturales, para desarrollar a la persona de forma global, añadía que el movimiento humano tiene un ritmo propio, marcado por el pulso, la respiración. Es por ello que el movimiento de cada persona responde a las características de dichos ritmos, pues se ven implicados de forma intrínseca y directa. También afirmaba que el movimiento rítmico venía dado por continuas contracciones y distensiones alternativas, marcadas también por los ritmos internos. Fue el creador de la Gimnasia Moderna, integrando el expresionismo alemán y la expresividad de Laban a su sistema pedagógico.

Heinrich Medau (1890)

    Alemán. Profesor de música y educación física. Discípulo de Dalcroze. Fundó su propia escuela que ha perdurado hasta nuestros días. Creo un sistema de gimnasia exclusivamente femenina, que favorecía la salud, desarrollaba una actitud correcta y exaltaba la gracia, pero sin perder de vista la globalidad y naturalidad de los movimientos. Introdujo el trabajo con pelota, aros y mazas en Gimnasia Rítmica, con la finalidad de distraer la atención en las practicantes y relajar así los cuerpos.

    Por otro lado, para Medau la música es un elemento básico para desarrollar el ritmo y el carácter expresivo del movimiento, de ahí que siempre esté presente en sus trabajos.

Elli Björksten (1870-1950)

    Finlandesa. Profesora de gimnasia en la universidad de e Helsinki, buscaba con su programa de ejercicios un desarrollo armónico de la mujer, ello no sólo implicaba el cuerpo sino también el alma. Con sus teorías influyó de forma trascendente en la gimnasia Neo-sueca de su tiempo, más rígida, formal y mecánica, sobre todo en lo que respecta a los contenidos rítmicos, estéticos y expresivos de los movimientos. Para ella, la música en la gimnasia es un medio más a emplear, se adapta en la medida necesaria al carácter del ejercicio, facilita la práctica y tiene un papel limitado a cumplir. En pocas palabras, se puede hablar de un “mando musical”.

Elin Falk (1872-1942)

    Sueca. Su trabajo se centró en la gimnasia infantil promoviendo que los movimientos de sus alumnos fuesen más libres y naturales.

Maja Carlquist (1884-1968)

    Sueca. Continuadora de Elin Falk. Contribuyó de forma especial en cuanto al carácter interpretativo de la gimnasia y el valor de los ejercicios de relajación. Añade el concepto de tensión. Dentro de la tendencia “lingiana”, Carlquist prefiere ejercicios más libres y naturales que Ling.

Isadora Duncan (1878-1927)

    Bailarina estadounidense que destacó porque sus danzas evocaban a las de la antigua Grecia, por sus gestos estatuarios, maravillosamente de ritmados. Podría definirse como defensora de la danza libre, antiacadémica e impresionista. Influida por las teorías de Rousseau, Delsarte y Dalcroze, desarrolló un tipo de danza menos artificial que la clásica, buscando los movimientos naturales del cuerpo. En la preparación de sus alumnos de danza, utilizaba ejercicios gimnásticos, a los cuales consideraba la base de toda educación física. Su expresionismo junto a la rítmica dalcroziana inspira la gimnasia expresiva de Bode y su continuador Medau

Rudolf Laban (1879-1958)

    Alemán. Profesor de danza. Contribuyó al desarrollo de la danza natural hasta el extremo de prescindir de la música, opinando que la esencia de la misma en encuentra en el propio movimiento. Inventó un sistema científico de escritura de los movimientos que fue utilizado sobre todo por bailarines, ya que facilitó la comprensión de los mismos.

Mary Wigman (1886-1973)

    Alemana. Profesora de danza que, en la línea de los movimientos naturales y simples, creó su propio sistema de baile, extendiéndose internacionalmente.

Justificación pedagógica de la gimnasia rítmica deportiva

    A lo largo de la historia de la gimnasia rítmica deportiva muchos autores han seguido en sus obras criterios pedagógicos para diferenciar unos movimientos gimnásticos de otros, si bien nuestra incursión en esta temática ha querido resaltar la idea de aparición, evolución, diversificación y variedad de tendencias dentro de la cultura física actual como herencia de hechos acontecidos históricamente en nuestra área. El carácter ecléctico actual de la Educación Física en el sistema educativo hace converger las diferentes tendencias manifestadas históricamente en cada uno de los Sistemas Gimnásticos.

 En este sentido creemos que los contenidos recogidos en Real Decreto 1631/2006 por el que se establecen las enseñanzas mínimas correspondientes a la educación secundaria obligatoria, están íntimamente relacionados con la propia idiosincrasia de la gimnasia rítmica deportiva.

La condición física, las cualidades motrices y las habilidades específicas (deportes, actividades en el medio natural y expresión corporal), representan la expresión de cada una de las escuelas y sistemas gimnásticos que sincronizaron multilateralmente a comienzos del siglo XX. Ocurre lo mismo con diferentes manifestaciones de la actividad física en nuestra sociedad (modelo deportivo de iniciación y de competición en alto nivel, actividades físicas en la naturaleza, danza, teatro, acondicionamiento físico estético, mantenimiento físico,…), las cuales han seguido corrientes derivadas de los Sistemas Gimnásticos originarios. Siendo parte de la historia de la gimnasia rítmica

Ahora que ya conoces más acerca de la gimnasia rítmica, te invitamos a ser parte de este maravilloso deporte, y recuerda que hacer deporte es cuidar tu cuerpo y cuidar tu salud. Te lo recuerda mundeportes.com

Imagen

historia de la gimnasia rítmica
historia de la gimnasia rítmica
historia de la gimnasia rítmica
historia de la gimnasia rítmica
historia de la gimnasia rítmica
historia de la gimnasia rítmica

Vídeos

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.